Mujeres en el puerto: Un espacio conquistado con talento y profesionalismo

Domingo 7 de marzo de 2021

Por años, la actividad portuaria fue un espacio eminentemente masculino, lo que ha ido cambiado al igual que en otros rubros, y hoy son muchas las mujeres que trabajan con pasión, compromiso y profesionalismo en esta área. Es el caso de Terminal Pacífico Sur, TPS, que cuenta con ellas en todas sus áreas, incluyendo las operativas.

Francisca Bustamante, encargada de HSE Operativo, buscaba práctica profesional cuando una persona conocida que trabajaba en el rubro portuario le abrió las puertas de este mundo. Tras su práctica, se quedó trabajando en TPS, y ya han pasado 9 años. En 2019 fue reconocida con el Premio TPS, que se entrega a la persona que mejor representa los valores de la organización: “Es siempre un desafío poder desarrollar mejoras en los diversos rubros y más aún poder dejar un sello en base a las gestiones personales y profesionales relacionados al ámbito de prevención de riesgos, que es el área donde me desempeño”, valora de su experiencia, que le ha dado la posibilidad de crecer como profesional en el área y aportar a distintas áreas del Terminal.

Loreto Giacaman es gerente de Administración y Finanzas de TPS. Llegó al rubro portuario a mediados de 2010, a poco de haber egresado de la universidad. Con su futuro marido, viñamarino, planeaban radicarse en la región y cuando se abrió un cargo en el área de Control de Gestión de TPS no lo pensó dos veces y postuló. “Para un ingeniero comercial que quiera vivir en Viña, creo que TPS es un lujo de empresa, y tuve la suerte de poder entrar, aun cuando era un rubro desconocido para mí en ese momento y significaba un gran desafío en términos de aprendizaje y responsabilidad”, comenta, y agrega que “somos conscientes de que formamos parte de la cadena logística de la cual depende no sólo nuestra región sino también nuestro país. Eso le agrega quizás una gota de responsabilidad adicional, al saber que tu trabajo en este rubro trasciende los resultados de la empresa. Hay otros factores que influyen en las decisiones y es un aprendizaje diario, en un rubro cambiante y muy dinámico”, precisa.

Respeto y buen desempeño

Claudia Basaure se desempeña en el área de Operaciones, específicamente como Dispatcher, con responsabilidad sobre operaciones de recepción, despacho, atención al buque, descarga y embarque. Asegura que le  gusta mucho el trabajo, porque “es bonito y dedicado. Además se trabaja al aire libre y al lado del mar, y las faenas con las máquinas son lindas también. Me gusta todo lo que hacemos ahí, la atención a la gente, la comunicación con las personas, trabajar con distintos tipos de personas y que todos los días son diferentes; hay días que son bien emocionantes, con harta adrenalina”. En su área aún hay pocas mujeres pero se acostumbró rápidamente, sobre todo a impartir instrucciones a sus compañeros, ya que su buen trato y desempeño le ha significado una buena llegada con todos.

Nancy Espinoza, supervisora turno en el Centro de Informaciones, llegó a TPS mientras estudiaba en el Instituto Marítimo, a través del sistema dual, que implica clases en el colegio y en la empresa. En 2012 surgió una vacante y quedó trabajando. “En el Centro de Informaciones y en TPS en general se ve harto compañerismo, empatía y respaldo, además de un muy buen equipo de trabajo. Lo bueno que tenemos como equipo es la disposición, que nos ayuda a salir adelante con todo, pueden pasar muchas cosas, pero si existe la voluntad, se sale adelante”, señala. Nancy dice que, siendo muy joven cuando empezó a trabajar, ha tenido que esforzarse frente a algunos usuarios para hacer valer sus conocimientos por sobre su experiencia. “Entré siendo muy joven y me veo muy niña, y necesitaba hacer respetar el conocimiento que uno tiene. La gran mayoría de las personas que atiendo son hombres, aunque ahora hay más mujeres, y algunos son más cerrados y hacen valer su antigüedad, pero creo que me ido ganando un respeto y un espacio”, concluye.

TPS ha ido aumentando progresivamente la participación femenina. Asimismo, no existe brecha salarial entre hombres y mujeres, dado que las remuneraciones están establecidas en función del cargo que cada persona desempeña y el liderazgo de TPS, representado por las gerencias y subgerencias, tiene un equilibrio que se compone de 4 hombres y 3 mujeres.